Inicio anticipado / Diario de campo

cafe

 

Mi pasantía de investigación sobre ‘sistema sexo/género’ – como le vengo diciendo reducidamente- iba a empezar según mis planes el lunes 25 de junio. Sin embargo, quiso el destino que ya ayer jueves 21 pudiera tomarme un cortado en “La Pasiva” de la Plaza del Entrevero con Sergio.

Conocí a Sergio el año pasado en Asunción (Paraguay) en el marco de una reunión de trabajo en temáticas de Salud para personas LGBT.

El cortado duró desde las casi puntuales 10 de la mañana hasta las 13:20. El mozo estaba inquieto; yo ya había desayunado y Sergio también, así que un solo cortado bastó para cada uno ya que el foco del encuentro estaba en otro lado. Yo no tenía demasiada agenda, por lo cual tampoco tenía demasiado clara la deriva la reunión, mas que el ‘objetivo general’ de encontrarse e intercambiar en temáticas LGBT.

Sergio venía por una segunda reunión en la temática a la cual yo no asistí. No se si por no haber sido invitado o por simple traspapeleo causado en la ansiedad de la estancia catalana.

Lo cierto es que estrené en esa mañana mi bella libretrans de notas que compré en Mosca, con la Gioconda intervenida con un delineo estilo Duschamp de los labios, y un bigote enrrulado en las puntas que yo le agregue para agregar Duschampismo a la tapa. Bauticé a esta libreta de notas “Putita”. Así que manché con tinta las primeras páginas de “Putita”.

Tengo muuuuuchas notas del encuentro con Sergio, producto de la extensa y nutritiva charla que abordó tópicos diversos con un órden entre caótico y recursivo, donde a veces se retomaban puntos referidos una hora antes, y en esa trama de complejidad creo que esta el gran valor de la jornada.

Abordamos tópicos de crítica cinematográfica LGBT, de política LGBT, de relaciones laborales LGBT, de investigación LGBT en la región, de desafíos LGBt en todas esas áreas, pero al transcribir este encuentro creo que el intercambio que mas perdurará de esta reunión fue el generado por la intergeneracionalidad.

Adoré la asimetría entre Segio y yo. Sergio con trabajo labrado en muchos años (queobviamente no se le notan, por las dudas que se ofenda). Con tránsitos en muchas áreas, con mirada en perspectiva, en un puesto de mucha responsabilidad y trayectoria, y sobre todo con mucha acumulación de conocimiento, experiencia y sensibilidad fuertemente articuladas.

Adoré la cortesía con que Sergio compartió desinteresadamente tanto conocimiento y experiencia conmigo, sin saber del todo si estaba siendo consciente de lo poco frecuente que resultaba esa charla para mi. Trabajo y trabajo mucho tratando de armar un pequño estamento mas o menos sólido desde el cual poder mirar y analizar los acontecimientos vinculado a lo LGBT que van aconteciendo. Construcción muy autodidacta, un poco menos a contra corriente, y con muy poca interlocución; es por eso que esas tres horas de cortado para mi se pasaron muy rápido, como un viaje a toda velocidad, en el que intentaba registrar en “Putita” datos que Sergio prodigaba a altísima velocidad y en gran cantidad, a la vez que alguna pequeña idea emergente del encuentro que se me iba ocurriendo.

De pelis , anoté “Familias por igual”, Paciente zero, Jeffry, una recopilación de 20 años de cortometrajes sobre SIDA que hizo la OMS y que quedó en conseguirme, Viviendo peligrosamente y Otro entre los otros, como (más de lo mucho) no visto por mi. Hablamos también de la eficiencia de los cine-foros, de la necesidad de espacios de intercambio reflexivo, del documental ibero-paraguayo cuchillo de palo, de Xavier Dollan y sus “Cómo maté a mi madre” y “Los amores imaginarios”.

De autores latinoamericanos que tengo que leer y conocer me habló de Josefina Fernández, de Andrés Rivera Duarte, de Carlos Cáceres en Perú, de Veriano Terto de Brasil y de Mauro Cabral en Argentina.

También me contó de una experiencia de un congreso regular para psicoterapeutas LGBT que alguna vez existió, de los avances y desafíos a partir de la ley argentina de cambio de identidad, de la constante ola de homicidios a personas trans que ocurren en salta y el papel importante del observatorio de medios de tal ciudad en ello y de las redes de trabajadores LGBT.

Sin dudas alimento a granel para futuras entradas de este blog!


Paribanú Freitas

Licenciado en Psicología y maestrando en Trabajo Social por la Universidad de la República (UY). Asistente del Instituto de Fundamentos y Métodos en Psicología de la Facultad de Psicología de la UDELAR. Integrante del Programa de Fundamentos Históricos y Políticos de las Prácticas Psicológicas del mismo instituto.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterGoogle Plus

Paribanú Freitas

Licenciado en Psicología y maestrando en Trabajo Social por la Universidad de la República (UY). Asistente del Instituto de Fundamentos y Métodos en Psicología de la Facultad de Psicología de la UDELAR. Integrante del Programa de Fundamentos Históricos y Políticos de las Prácticas Psicológicas del mismo instituto.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *